Autor de “They Said This Day Would Never Come”, Chris Liddell-Westefeld, visita Liberty High

El lunes 27 de enero, Chris Liddell-Westefeld visitó Liberty High para discutir su libro, “They Said This Day Would Never Come”, y hablar sobre su experiencia siendo parte de una campaña político.

Back to Article
Back to Article

Autor de “They Said This Day Would Never Come”, Chris Liddell-Westefeld, visita Liberty High

Sanela Salesevic

Sanela Salesevic

Sanela Salesevic

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






Todo comenzó en 2007 cuando Barack Obama comenzó su viaje para postularse para presidente. Liddell-Westefeld, un estudiante del último año en la universidad y un ex estudiante de City High, se unió a la campaña de Obama para presidente de los Estados Unidos. Inicialmente se sintió atraído por la forma en que Obama veía la política como una extensión del activismo comunitario y por el trabajo que había hecho en el sur de Chicago. También se sintió atraído por el hecho de que Obama estaba en contra de la guerra de Iraq, algo que se alineó con sus propias creencias. Liddell-Westefeld comenzó a leer más sobre política y comenzó a involucrarse más. A pesar de que al principio Obama era considerado un candidato muy improbable para ganar, Liddell-Westefeld se quedó fiel con él. 

“Su campana se convirtió en este vehículo para que algo fuera diferente, sea lo que sea para diferentes personas. Así que cada uno tenía su propio razón de estar allí, pero la campaña se enfocó menos en Obama y más sobre hacer algo que llevaría a diferente circunstancias de las que nos encontrábamos,” dijo Liddell-Westefeld.  

Su campana se convirtió en este vehículo para que algo fuera diferente, sea lo que sea para diferentes personas.”

— Chris Liddell-Westefeld

Su trabajo consistió en recorrer su área asignada en Iowa y tocar puertas para ganar apoyo para Obama. Al entrevistar a múltiples simpatizantes de Obama, Liddell-Westefeld descubrió que el lenguaje unificador de Obama, así como su capacidad para hacer que la gente sienta que sus voces importan, unieron a la gente.

Después de ser voluntario para la campaña de Obama, Liddell-Westefeld pensó que Obama iba a perder el caucus y planeó trabajar en otra campaña hasta que Obama volviera a postular. De sorpresa para muchos, Obama ganó el caucus Demócrata de Iowa, lo que llevó a Liddell-Westefeld a viajar a Alabama para continuar difundiendo la campaña de Obama. 

Durante todos los momentos difíciles y la incertidumbre, Liddell-Westefeld trabajó duro, y  su esfuerzo dio sus frutos. En 2008, Obama ganó las elecciones generales y se convirtió en el Presidente número cuarenta y cuatro de los Estados Unidos.

Después las elecciones, Liddell-Westefeld se mudó a Washington D.C. y pasó cinco años como parte del personal de la Casa Blanca de Obama. Liddell-Westefeld continúa viviendo en Washington D.C trabajando como historiador oral. 

“El éxito de Obama, yo creo, cambió la percepción de la gente de lo que era posible,” dijo Liddell-Westefeld. 

El 7 de enero de este año, Liddell-Westerfeld publicó su primer libro, They Said This Day Would Never Come. Este libro es una compilación de entrevistas de organizadores y voluntarios de la campaña de Obama, dando una mirada interna de lo que es trabajar para una campaña política. 

Liddell-Westefeld cree que los jóvenes pueden tener un gran impacto en los caucus y que el cambio ocurrirá  si se elige a las personas adecuadas. 

Original Story: author-of-they-said-this-day-would-never-come-chris-liddell-westefeld-visits-liberty-high
Translated by: Grace Brusegaard
Edited by: Carmen Gwenigale

Descubre más sobre su libro y el autor aquí: 

They Said This Day Would Never Come